“Elígeme” 1


Me miras, y veo cómo la duda, lentamente, ensombrece tu mirada; veo esa inseguridad absurda, un punto de desconfianza. Pero lo que más me duele es ese dolor que nace en ti y me traspasa.

Cuando digo que no te necesito, quiero decir exactamente eso. A ver cómo te lo explico…

Si no te hubiera conocido no pasaría nada. Si te vas mañana mismo, no voy a perder la vida. El mundo sigue girando estés o no estés conmigo. Mi existencia no depende de ti.

Puedo sonreír sin que tú seas la causa de mi sonrisa y llorar sin que tú provoques mis lágrimas. Claro que no sería lo mismo si no te tuviera, no porque te necesite, si no porque te quiero.

Cada mañana despierto y te observo, mientras los primeros rayos de luz se filtran por la ventana. Poco a poco abres los ojos y aparece mi reflejo que me observa en tu mirada, como si estuviera dentro de ti contemplando el panorama.  Sonríes y toco el cielo, me besas y ardo en llamas. Me dices cuánto me quieres y me entrego en cuerpo y alma.

Deseo comenzar así cada día durante el resto de mi vida. No es una necesidad, es un anhelo.

Estoy contigo porque te elijo. A ti, sólo a ti, de entre toda la humanidad.  Elijo estar a tu lado, e incluso a veces quisiera desafiar las leyes de la física y ocupar el mismo espacio fundiéndome contigo.

¿Que no puedes imaginar la vida sin mí? Estoy de acuerdo. Yo tampoco puedo imaginar la mía sin ti. No puedo porque no quiero.

El romanticismo no es lo mío, soy demasiado realista tal vez; pero es necesario que entiendas esto (sí, necesario, utilizo esta palabra porque si no lo entiendes no hay futuro): Me niego a aceptar que estás aquí “por necesidad”. Quiero que mires a tu alrededor y decidas volver a mí, porque no deseas a nadie más que a mí, porque no quieres a nadie más que mí.

Cuando digo que no te necesito, quiero decir que te quiero.

Piénsalo y por favor… elígeme.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre ““Elígeme”